Alicante propone rediseñar el parque Joan Fuster coincidiendo con la obra del colector

Aguas de Alicante invertirá 1,2 millones de euros en cambiar el colector deteriorado ante las filtraciones de agua salobre que impiden el uso de parte del agua depurada en el riego
Tanque Antitormentas de San Gabriel-Cros
  • El área de Urbanismo, que dirige Adrián Santos Pérez, plantea la mejora del alumbrado, jardinería y pavimentos en esta zona de Gran Vía Sur y el tramo del paseo de la avenida de Elche

Alicante, 27 de octubre de 2022. Alicante mejorará el parque Joan Fuster en Gran Vía sur coincidiendo con la renovación del colector de aguas residuales. La concejalía de Urbanismo ha aprobado el proyecto redactado por Aguas Municipalizadas de Alicante con un presupuesto de 1.268.600 euros, al que ha propuesto la mejora de las condiciones de urbanización en materia de pavimentos, iluminación y ajardinamiento. 

El objetivo de esta actuación de Aguas de Alicante es reducir la conductividad del agua depurada de la estación de Rincón de León que se produce por intrusión de agua salada a través de los colectores cercanos al mar, para poderla destinar al riego y evitar su vertido al mar.

El proyecto ha sido supervisado por el área de Urbanismo, que dirige Adrián Santos Pérez, que ha planteado mejoras en la urbanización del parque Joan Fuster y del tramo del paseo contiguo de la avenida de Elche para mejorar su imagen, en materia de pavimentos, nuevo alumbrado y vegetación, entre otras actuaciones.

Los objetivos particulares marcados por la empresa mixta que debe cumplir este proyecto pasan por reducir la conductividad de las aguas residuales aportada a la estación de bombeo (EBAR) de San Gabriel desde los colectores del parque Joan Fuster y renovar uno de los mismos, cuya vida útil ha caducado y que se encuentran en mal estado de conservación.

De esta forma, se conseguirá reducir los aportes de aguas pluviales y mejorar su captación en el extremo de la calle Panamá. Estas actuaciones deben ser compatibles con el futuro depósito AntiDSU previsto en Joan Fuster.

Dos líneas de tratamiento

La EDAR Rincón de León trata la mayor parte de las aguas residuales del casco urbano de Alicante, disponiendo de dos líneas de tratamiento. La línea de agua denominada “B” cuenta con una capacidad de 25.000 m3/día y se destina a la depuración de las aguas residuales que provienen de la primera línea de la ciudad, San Gabriel, Aguamarga, Urbanova y polígono industrial Atalayas. Estos caudales tienen un elevado contenido en sales con una conductividad superior a 6.000 microSiemens/cm, por lo que son vertidos al mar sin pasar por un tratamiento terciario. Con este nuevo proyecto se evitará la llegada de aguas salinas para su tratamiento y, con ello reducir de esta forma su conductividad para recibir el tratamiento terciario y que puedan ser aprovechadas para el riego.

Los caudales que provienen de los colectores general, acceso al puerto y San Agustín, que son asumidos por la línea “A”, en cambio, son sometidos a un tratamiento terciario para obtener agua regenerada utilizada para el riego agrícola o para el riego de las zonas verdes municipales de la ciudad, al no tener aportes de aguas salinas. Aguas Municipalizadas de Alicante pretende reducir significativamente el vertido de agua depurada al mar, para lo cual es fundamental reducir las aguas residuales con altos contenidos en sales.

Uno de los motivos fundamentales de la presencia de sales en el agua residual son las intrusiones de agua freática que se dan en los colectores ubicados en la proximidad de la línea de mar. Este es uno de las actuaciones necesarias para el desarrollo del proyecto Alicante Agua Circular con el que se pretende conseguir que toda el agua depurada de la ciudad pueda ser reutilizada en el riego de parques y en la agricultura.

Otras mejoras

Por otra parte, cabe recordar que en virtud del convenio suscrito en 2019 ente Ayuntamiento, Aguas de Alicante y la Entidad de Saneamiento de Aguas Residuales la Generalitat Valenciana (EPSAR) por más de tres millones de euros, se está acometiendo actualmente la duplicación de la capacidad de la estación de bombeo de aguas residuales (EBAR) de San Gabriel para elevar aguas desde los colectores hasta la depuradora de aguas residuales (EDAR) Rincón de León, que también va a doblar su capacidad operativa con la recuperación de los digestores 3 y 4 y la implantación de un sistema de desodorización.

Este proyecto tiene como objetivo aumentar la capacidad del sistema de tratamiento de las aguas que llegan al punto más bajo de los colectores en San Gabriel, donde se ubica el tanque antitormentas con 60.000 m3 de capacidad, y reducir los posibles desbordamientos. Con estos proyectos se reducirá la posibilidad de nuevos desbordamientos en la zona baja de la calle Panamá y la inundación del parque Joan Fuster en casos de lluvias torrenciales.