Alicante mejoró un ocho por ciento las cifras de recogida selectiva de envases en 2020

Los confinamientos por la pandemia y la menor actividad comercial provocan por vez primera desde 2013 un descenso en la recuperación de papel cartón de un 1,6%
Manuel Villar, concejal de Limpieza y Gestión de Residuos

licante, 21 de marzo de 2021. La recogida selectiva de envases experimentó un crecimiento del 8,39% en 2020, una cifra positiva a pesar de los efectos de la pandemia que han reducido el impulso del crecimiento en algo más de diez puntos respecto a 2019 cuyo porcentaje a final de año fue del 18,69% de incremento. La recogida de papel cartón sí se ha visto afectada por los efectos de la COVID al caer un 1,61% debido a la mejor actividad comercial durante el confinamiento y la desescalada.

El concejal de Medio Ambiente y responsable del servicio de Limpieza Viaria y Residuos Urbanos del Ayuntamiento de Alicante, Manuel Villar, ha destacado “el esfuerzo que han seguido haciendo los alicantinos en el reciclaje, especialmente de los envases depositados en los contenedores amarillos, donde a pesar de las dificultades encontradas durante la pandemia por la COVID con el confinamiento y la desescalada se ha conseguido aumentar la recogida selectiva en algo más de un 8 por ciento”.

En total se han recuperado 3.719.140 kilos de envases en 2020, con crecimientos durante todos los meses, a excepción de noviembre. Con todo y en el histórico de la estadística por anualidades, desde 2013 hasta la actualidad el incremento experimentado en la recogida selectiva de envases alcanza el 74,62%, al pasar de 2,1 a 3,7 millones de kilos, según los datos aportados por el Servicio de Limpieza Viaria y Residuos Urbanos en la página web del Ayuntamiento de Alicante.

En lo que respecta a papel cartón, a pesar de la caída de un 1,61% en 2020, con un total recogido de 4.468.285 kilos, el incremento experimentado desde 2013 es del 126,81 por ciento, lo que da una muestra del nivel de conciencia social en la recogida selectiva de este elemento, que ha pasado de 1,9 a 4,4 millones de kilos en los últimos ocho años.

Manuel Villar ha resaltado que a finales de 2020 se distribuyeron 2.700 nuevos contenedores amarillos para reposición y ampliación en nuevos puntos, con el objetivo de mantener el esfuerzo en la recogida selectiva de este tipo de residuos que no tendrán como destino el vertedero del Centro de Transformación de Residuos de Alicante (CETRA) sino que se destinarán a reciclaje con el consiguiente ahorro que se produce para el municipio tanto en la recogida como en la gestión de dichos residuos.