Alicante impulsa un servicio de conversación para escolares ucranianos

La concejalía de Inmigración atenderá a medio centenar de menores en edad escolar distribuidos en cuatro centros del sur de la ciudad para facilitar su integración
La concejala de Igualdad, Juventud, Cooperación e Inmigración, María Conejero

Alicante, 17 de enero de 2023.-La concejalía de Inmigración, Cooperación y Voluntariado ha puesto en marcha un servicio pionero de apoyo a las personas menores refugiadas temporales de Ucrania, escolarizados en centros educativos de la zona sur de la ciudad de Alicante.

Con este servicio de asistencia de idioma y conversación en centros de educación infantil y primaria de la zona sur de Alicante para la integración de menores refugiados de Ucrania. se estima que se podrá atender a unos 50 menores, distribuidos en 4 centros de educación infantil y primaria de esta zona, en concreto, CEIP Benalúa, CEIP El Palmeral, CEIP Mora Puchol y CEIP Florida.

La concejala del área, María Conejero, ha querido resaltar la importancia de la apoyar a los menores por su especial vulnerabilidad mediante el idioma y el seguimiento en aula. “Acompañar a los más pequeños en el día a día y conocer la lengua significa aprender a compartir conocimientos, sentimientos y opiniones en situaciones en las que rigen pautas de comportamiento lingüístico y social diferentes de las propias”.

La actuación se desarrollará mediante la entidad especializada en la materia, la Fundación Juntos por la Vida, y se prolongará hasta la finalización del actual curso académico en junio del presente año.

El servicio se articulará en torno a la presencia de la figura del auxiliar de idioma y apoyo en conversación, en centro educativo, facilitando la comunicación con sus compañeros/as y tutores/as. Asimismo, los auxiliares de conversación tienen acceso casi instantáneo a información actualizada y de interés sobre el país de origen de los refugiados y pueden transmitirla en el centro escolar a la comunidad educativa.

Mediante este servicio se pretende facilitar el proceso de acogida de los menores al nuevo contexto, facilitando su desarrollo evolutivo y tratar cualquier dificultad que pueda surgir respecto a su integración al medio escolar, posibles déficits en el aprendizaje, consecuencias derivadas de la re-estructuración de rutinas ante la nueva vida (entorno, hábitos, horarios, clima, etc.), pérdidas reales y simbólicas con los procesos de duelo derivados, problemáticas post-traumáticas por experiencias vividas en origen y síntomas conductuales derivadas de posibles crisis en la integración de los adultos.