El alcalde visita el edificio de la futura sede central de la Policía Local

Las obras del edificio que se levantó junto con el Parque Central de Bomberos en la avenida Vicente Hipólito quedó paralizado en 2013
Visita del alcalde a la futura sede de la Policía Local

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, ha visitado el edificio de la futura sede central de la Policía Local, en la avenida Periodista Vicente Hipólito, cuyas obras quedaron paralizadas con la crisis en 2013. El edificio forma parte de un complejo para los servicios de seguridad y emergencias junto al Parque Central del Bomberos Idelfonso Prats ya operativo. Barcala ha anunciado la intención del Gobierno municipal de acabar el edificio a mediados de este mandato tras incluir la financiación de 1,5 millones de euros para la galería de tiro y los sótanos en la primera modificación de crédito de este ejercicio y comprometerse a impulsar las inversiones restantes para los presupuestos de 2020.

Barcala ha realizado la visita al edificio junto al concejal de Seguridad, José Ramón González, y los mandos de la Policía Local encabezados por el comisario principal jefe, José María Conesa. El alcalde ha visitado la parte destinadas a oficinas generales, salón de acto y a las distintas unidades, aunque principalmente se ha interesado por el lugar que ocupará la galería de tiro y la finalización de la planta sótano de aparcamiento a la que se destinará vía inversiones financieramente sostenibles, en la primera modificación de crédito de este Presupuesto de 2019, un total de 1,5 millones de euros.

Luis Barcala ha destacado “que esta inversión se completará con las que faltan para terminar el edificio que se consignarán en los próximos presupuestos de 2020 con el objetivo de que la sede central de la Policía Local pueda estar operativa a ser posible a mediados de este mandato y en cualquier caso antes de su finalización”. El edificio consta de dos plantas de oficinas y servicios generales, incluido un salón de actos, además de un amplio sótano que albergará la galería de tiro y el aparcamiento para los vehículos policiales, de bomberos y otros servicios municipales.

Las obras de este edificio fueron paralizadas en 2013 por la crisis y ahora el equipo de Gobierno pretende finalizarlas, con lo que los servicios de seguridad y emergencia, Policía Local y Bomberos, de la capital dispondrán de uno de los mejores complejos existentes en España desde el punto de vista administrativo, operativo y de formación.

El complejo ocupa una parcela de 12.531 metros cuadrados y en el mismo se han invertido hasta la fecha más de 16 millones de euros en su construcción. Además del edificio policial ya se encuentra operativo el Parque Central de Bomberos Idelfonso Prats que forma parte del complejo, con tres plantas y el sótano compartido con más de 11.000 metros cuadrados edificados.

Además dispone de una torre de formación de 30 metros que incluye la Casa del Fuego donde se pueden realizar simulaciones de fuego en vehículos, salas de contadores, habitaciones, cocinas y distintas instancias de una vivienda, entre otras instalaciones.