El alcalde señala que más de 300.000 personas han peregrinado hoy a la Santa Faz

La peregrinación se lleva celebrando en Alicante desde hace 530 años
Peregrinación Santa Faz

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, y las autoridades eclesiásticas y civiles, han realizado la Romería a la Santa Faz, junto con más de 300.000 personas. La comitiva ha salido a primera hora de la Concatedral de San Nicolás de Bari y de la puerta de la consistorio con destino al Monasterio de la Santa Faz, para realizar la tradicional peregrina de ocho kilómetros, ataviados con la caña con romero y vestidos con el tradicional blusón. El primer edil pidió hoy a la Faz divina “lo mejor para Alicante y los alicantinos”.

La peregrinación se lleva celebrando en Alicante desde hace 530 años, siempre es multitudinaria y tiene su origen en el milagro de la lágrima custodiado en el camarín del Monasterio de la Santa Faz, que guarda uno de los pliegues del sudario que utilizó la Verónica para secar el rostro de Cristo en su camino al monte Calvario.

El alcalde en declaraciones previas a la salida de la Romería ha destacado que “se espera un afluencia por encima de los 300.000 peregrinos y peregrinas”, al tiempo que se ha mostrado “ muy satisfecho porque vamos a tener un día magnífico, y una peregrina estupenda, y está todo preparado en el caserío para recibir a tantísima gente y tenemos además la campaña de una Santa Faz 0,0”

"Para nosotros es muy importante que la peregrina transcurra disfrutándola que es para lo que está con la tranquilidad, con alegría una afluencia máxima, con más de 300.000 personas venida de Alicante, su provincia y de toda España", ha subrayado Barcala.

Este año el concejal popular Síndico, José Ramón González, ha sido el encargado de la apertura de la hornacina que guarda el Relicario de la Santísima Faz, el Ayuntamiento custodia dos de las cuatro llaves que abren el Sagrario, y por su parte la iglesia guarda las otras dos, por las monjas Clarisas.

Así el alcalde incidió en que “un año más Alicante se convierte en ese centro no sólo de la devoción a la Santa Faz, sino de la atracción para unas tradiciones que son señas de identidad para los alicantinos, la Santa Faz es esencial y sagrada, y en este caso los alicantinos responden para pedir por las cosas que importan, por las cosas que hacen falta y son necesarias para esta ciudad y para la gente”.

En este sentido Barcala reiteró “ la importancia que tiene el despliegue de medios tanto de seguridad como de Policía Local, Protección Civil y del SPEIS para que todo transcurra con absoluta tranquilidad”.

Sobre el dispositivo para evitar el consumo de alcohol en Santa Faz el alcalde incidió en que “el macrobotellón en la playa era una cosa vergonzosa en la ciudad cuando se celebraba simultáneamente la Santa Faz, y que este año seguimos con los controles para erradicar el botellón en la Playa de San Juan para que se convierta en una fiesta para disfrutarla, y no para dar espectáculos lamentables como habíamos visto en años anteriores”.

Una vez realizada la apertura del sagrario se ha podido celebrar lamuy arraigada tradición de exponer a la veneración pública el Sagrado Lienzo de la Santa Faz y celebrar la misa sobre templete adosado a la fachada de la Iglesia del Monasterio.

Tras la misa el alcalde de Alicante señaló en declaraciones a los medios de comunicación e informó que “la Policía Local ha intervenido 100 litros de alcohol, una cantidad muy pequeña que evidencia el éxito del dispositivo y ha levantado cuarenta actas de sanción, y como anécdota se ha requisado un carro con 50 bocadillos de mortadela, para su venta ilegal.”

Barcala a su vez apuntó que “un año más los alicantinos han respondido a la peregrina de la Santa Faz”, al tiempo que señaló que "este año ha ido rapidísma y ha llegado antes que nunca”.

El Ayuntamiento organiza hoy un amplio dispositivo de seguridad, que está formado por 494 efectivos, de los cuales 290 lo conforman Policías Locales, y cerca de un centenar trabajan en equipos con un refuerzo policial para evitar el consumo de alcohol por parte de menores de edad, con decenas de controles policiales desplegados por toda la peregrina y las inmediaciones de la Playa de San Juan.

 

Este refuerzo está siendo un éxito, tal y como adelantó hoy el concejal de Seguridad, José Ramón González, ya que durante las primeras horas de la mañana solo se ha requisado un carro con bocadillos para su venta ilegal que ha sido intervenido, y la Policía Local ha realizado más de 200 intervenciones en la peregrina y alrededor de la playa y se habían levantado 60 actas por consumo de alcohol, y decomisado 100 litros de alcohol abiertas.

 

En cuanto a la afluencia, el alcalde ha señalado que hoy han participado más de 300.000 personas, debido al buen tiempo que ha lucido hoy en Alicante y a la devoción de la Santa Faz, donde los alicantinos han respondido a la tradición de acudir a la segunda romería más participativa y popular de España después del Rocío, y en ella se conmemora el milagro de la lágrima que ocurrió el 17 de marzo de 1489 durante una procesión de rogativas con el lienzo como protagonista y con motivo de una fuerte sequía que sacudía la zona.

 

Además, según ha informado el concejal de Seguridad, desde la Agrupación de voluntarios de Protección Civil y los servicios médicos han atendido a un total de 26 personas en el Centro de Coordinación de Emergencias, la Carpa Hospital y en los diferentes puntos de asistencia del recorrido.

 

Las atenciones sanitarias de esta mañana en la romería han sido en su gran mayoría leves por lipotimias, cortes y torceduras, caídas en la calzada, golpes, contusiones y algunos mareos de personas mayores, con dos traslados al hospital, uno de ellos por un infarto.