Acción Social concede 2.627 ayudas económicas desde que se declaró la pandemia

La concejalía ha atendido 12.000 peticiones de ayuda alimenticia y ha destinado cerca de dos millones de euros a hacer frente a las situaciones de extrema necesidad
Miembros de Protección Civil y Policía, en un reciente servicio en Alicante

La concejalía de Acción Social, que dirige la edil Julia Llopis, ha redoblado esfuerzos desde que se declaró el Estado de Alarma como consecuencia de la Covid 19 para hacer frente al incremento de solicitudes que se han registrado en la ciudad de Alicante por personas y familias vulnerables que se han visto afectadas por la crisis económica y social que ha traído la pandemia.

En concreto, desde Acción Social y desde el pasado 15 de marzo y hasta el 25 de mayo, se han dado ayudas alimentarias a cerca de 12.000 personas y se han tramitado un total de 2.627 expedientes para conceder aportaciones económicas a las personas y familias que se han quedado sin ingresos como consecuencia del Covid 19. Cerca de dos millones de euros se han destinado a hacer frente a estas situaciones de extrema necesidad en la ciudad de Alicante, según consta en el informe que se ha remitido a la Sindicatura de Agravios para dar cuenta de la labor desarrollada por todo el departamento de Acción Social, a través de la Oficina Municipal de Emergencia Social, desde que se decretó el Estado de Alarma y se pusieron de manifiesto necesidades sociales motivadas por la crisis económica que ha traído la pandemia.

Buena muestra de la labor desarrollada desde el área de Acción Social lo da el hecho de que en todo 2019 se tramitaron un total de 2.535 expedientes de ayuda económica, mientras que en poco más de dos meses de lucha contra la crisis provocada por la pandemia se han cursado 2.627 expedientes, es decir, un 3,6% más que en todo el año pasado.

Gran parte de estas aportaciones económicas se han destinado a los barrios de la zona norte de Alicante, que han concentrado un 35,4 por ciento de las aportaciones para un total de 929 solicitudes. Los barrios de la Florida, San Gabriel y San Blas, que son atendidos por el centro social 3, han recibido 632 peticiones de ayuda económica, es decir, un 24.1 por ciento del total, mientras que en el Pla, Garvinet y las Carolinas se han tramitado 450 expedientes y se han concedido el 17,1 por ciento del total de ayudas. Los barrios adscritos al centro social 2, Tómbola y Los Ángeles, entre otros, han recibido 317 ayudas económicas -el 12.1% - y en el Casco Antiguo y la zona centro se han cursado 299 ayudas, lo que supone el 11.4% del total. En conjunto, las aportaciones económicas para dar soporte a familias vulnerables han supuesto un desembolso de 1,2 millones de euros en poco más de dos meses de pandemia. De esta cantidad, el 25,1 por ciento son aportaciones exclusivas del Ayuntamiento de Alicante, mientras que el restante 74,9% son compartidas entre la Generalitat, que aporta el 70%, y el Ayuntamiento, que complementa el 30 por ciento restante.

Por lo que hace referencia a la tramitación de ayudas alimentarias, desde el pasado 15 de marzo y hasta el 25 de mayo, se han cursado cerca de tres mil peticiones de apoyo a familias, lo que supone que cerca de 12.000 vecinos de Alicante han tenido acceso a este sistema de respaldo social. También en este caso ha sido la zona norte de la ciudad la que ha necesitado de un mayor apoyo por parte del Ayuntamiento, que ha atendido en esos barrios a 1.386 familias durante toda la pandemia. Los barrios donde se ubican los centros sociales 1,2 3 y 7 ha recibido el resto de ayudas alimentarias, que han supuesto a la corporación local un desembolso de más de 450.000 euros.

De forma específica, estas ayudas alimentarias, que no contemplan las comidas aportadas por Alicante Gastronómica, con quien el Ayuntamiento de Alicante ha establecido un acuerdo de colaboración y a la que aportará hasta 30.000 euros para que continúe su labor solidaria, y ARA, se han cursado a través de la entrega directa de productos alimenticios y de higiene o mediante la concesión de un cheque para usarlo en el centro Carrefour Gran Vía, que es el más cercando a la zona donde más ayudas se están concediendo. A través del segundo de estos sistemas se han concedido 1.693 cheques a familias que necesitaban este soporte para dar de comer a todos sus integrantes. Mediante la colaboración entre el Ayuntamiento de Alicante y Despensa Solidaria, Prosanvi, Cáritas y Cruz Roja se han cursado las restantes ayudas alimentarias, hasta las 2.934 tramitadas, con la entrega directa de productos de primera necesidad y también con ayudas específicas para la adquisición de gas butano y otras necesidades surgidas como consecuencia de la emergencia social.

Además de todo lo anterior, el área de servicios sociales del Ayuntamiento de Alicante han estado tramitando todas las solicitudes que se han presentado para ayudas a alquileres, para la renta valenciana de inclusión y tiene previsto colaborar, una vez se apruebe, en la tramitación de la renta vital que tiene previsto impulsar el Gobierno central.

La edil responsable de Acción Social, Julia Llopis, ha puesto en valor “el trabajo efectuado por los técnicos municipales para poder hacer frente a las necesidades sociales surgidas a raíz de la declaración de la pandemia” y ha agradecido “la colaboración de las distintas organizaciones de carácter social, como Despensa Solidaria, Prosanvi, Cáritas, Cruz Roja, y colectivos como Alicante Gastronómica y ARA “sin cuyo empuje y voluntarismo no hubiéramos podido afrontar la situación que por desgracia nos ha tocado vivir”. Llopis también ha tenido palabras de reconocimiento para las asociaciones vecinas y otros colectivos que se han ofrecido para colaborar, así como el gran esfuerzo que han hecho también los integrantes de las fuerzas y cuerpos de seguridad, de bomberos y protección civil para paliar los efectos económicos que ha tenido el Covid 19 sobre la parte de la población de Alicante más vulnerable.

En paralelo al trabajo desarrollado durante estos dos meses para hacer frente al Covid 19 se ha mantenido e incrementado el servicio de teleasistencia, con 2015 usuarios, se ha continuado con el reparto de comida domiciliaria a través de Menjar a Casa, con 270 usuarios y se ha prestado el servicio de atención domiciliaria a 750 usuarios. Además y en lo que se refiere a la atención de personas sin techo, desde que se declaró la pandemia se ha asistido de forma continuada a 152 personas sin hogar y se ha prestado servicio de ducha e higiene personal a 37 personas todos los días. Por último, desde Atención Social se ha dado apoyo domiciliario a 300 mayores atendidos por voluntarios y se han apoyado a familias en siete sepelios, además de atender prestaciones y casos sanitarios que se han derivado a Sanidad.