Urbanismo abre al tráfico rodado y peatonal el barrio de Rabasa tras finalizar las obras

Adrián Santos Pérez se ha mostrado muy satisfecho por el cumplimiento de los plazos establecidos en la ejecución de la actuación
Fin de las obras del barrio de Rabasa
  • El Ayuntamiento realizará seguimientos semanales para que las entidades responsables concluyan los trabajos para eliminar los tendidos aéreos de luz y telefonía de las aceras

Alicante, 4 de octubre de 2021. La concejalía de Urbanismo, que dirige Adrián Santos, ha informado de la finalización de las obras de “Reurbanización del barrio de Rabasa, mejora de la accesibilidad y movilidad” con la consecuente apertura tanto a los peatones como al tráfico rodado, de todas las calles del ámbito de actuación, después de un período de ocho meses de obras, cumpliendo con el plazo previsto, y con una inversión de 1.934.603,82 euros.

Por otro lado, las empresas tanto de energía hidroeléctrica, Iberdrola, como la de telecomunicaciones, Telefónica, continúan con los trabajos para eliminar los tenidos aéreos y poder de esta manera, eliminar los postes que actualmente se encuentran en las aceras. Desde el Ayuntamiento de Alicante se realizarán seguimientos semanales a ambas entidades con el fin de terminar con dicha actuación en el menor plazo posible.

El edil de Urbanismo, Adrián Santos, ha destacado al respecto que “el resultado de esta actuación es que Rabasa se ha convertido en un barrio mucho más accesible, con plataformas únicas que hacen que la velocidad de los coches sea a 20km hora, se ha incorporado arbolado y nuevo mobiliario como bancos, y una nueva instalación eléctrica para las farolas, que hacen que sea un barrio sostenible, un barrio adaptado al siglo XXI con una imagen renovada. Rabasa se ha convertido en un referente de urbanismo en Alicante, y con ello buscamos convertirla en una ciudad más amable para los vecinos”.

El Ayuntamiento ha invertido en este proyecto dos millones de euros y cuyo plazo de ejecución ha sido de ocho meses. La concejalía de Urbanismo ha pretendido con estas obras es mejorar la accesibilidad y movilidad en el barrio de Rabasa, para conseguir una renovada imagen del barrio, cumpliendo también con las necesidades de accesibilidad y movilidad sostenible.

En el proyecto se ha ampliado el ancho de las aceras y se ha creado una plataforma única en la que el bordillo linda con la franja de aparcamiento, con el fin de facilitar el paso de los servicios de emergencia, además de permitir que los peatones compartan el itinerario con el tráfico rodado.

Asimismo los trabajos han contemplado la demolición de aceras, bordillos y calzadas, mejora de la red de saneamiento, la ejecución de los servicios urbanos de alumbrado y riego, la pavimentación de la sección viaria, la instalación de puntos de luz, la plantación de jardinería y la reordenación del tráfico. En paralelo se está continuando con los trabajos de soterramiento de la red eléctrica por parte de Iberdrola, así como la telefónica en colaboración con Telefónica.

Una inversión de más de 3 millones de euros

La siguiente iniciativa que el Ayuntamiento de Alicante, a través de la concejalía de Urbanismo, que dirige Adrián Santos, llevará al barrio de Rabasa es el “proyecto de urbanización de la calle Padre Villafranca, calle Pilar de la Horadada y prolongación de la avenida de Jaime I”, donde también se instalará el nuevo cuartel de la Guardia Civil, con un presupuesto de 1.086.035,26 euros y un plazo de ejecución previsto de seis meses, que realizará la constructora TECOPSA. Ambos proyectos suman más de tres millones de euros de inversión en reurbanizar y modernizar el barrio de Rabasa.

El proyecto de “urbanización de la calle Padre Villafranca, calle Pilar de la Horadada y prolongación de la avenida de Jaime I” incluye la creación de una nueva calle peatonal de 10 metros de anchura en la Avenida Jaime I que cierre la parcela por el oeste. A su vez, se dotará de continuidad al carril bici de la zona, el alumbrado público se realizará con luz LED, habrá una red de riego automatizada y la jardinería de la zona contará con especies arbóreas como la morera blanca.

Por otro lado, se conferirá a la parcela destinada a futura sede de la Comandancia de la Guardia Civil en Alicante, la categoría de solar. Con ello, se realizará la pavimentación necesaria, se implantarán los servicios de agua potable, saneamiento, alumbrado, jardinería, señalización horizontal y vertical, así como las conexiones viarias y de instalaciones con la urbanización limítrofe existente.

Cabe recordar que, el acuerdo recoge una permuta en la que el Ayuntamiento de Alicante cede 26.297 metros cuadrados de una parcela municipal situada en la avenida de Jaime I, nº35 por el edificio y solar de la actual sede de la Comandancia situada en la calle San Vicente nº52. La valoración de la reurbanización de la parcela asciende a 1.200.000 euros que correrá a cargo del área de Urbanismo.