PP y Cs piden la supervivencia de las salas de música en vivo como espacios culturales

Las concejalas Mari C. Sánchez y Mari C. de España proponen que la Generalitat catalogue las salas de música en vivo como centros culturales seguros, igual que cines y teatros
Imagen de la celebración de un reciente Pleno municipal
  • Los dos partidos suscriben una Declaración institucional que debatirá el Pleno del Ayuntamiento. 

Alicante, 26 de octubre de 2020. Los Grupos municipales de Ciudadanos y PP han propuesto al Pleno del Ayuntamiento una Declaración Institucional para instar a la Generalitat Valenciana a que apoye los sectores culturales y garantice la supervivencia de las salas privadas de música.

La propuesta se inclina a favor de que el Consell y las Cortes autonómicas distinga los establecimientos de música en vivo de los centros de ocio nocturno.

Las concejalas Mari Carmen Sánchez, de Ciudadanos, y Mari Carmen Sánchez, del Partido Popular, apuntan en su escrito que “la cultura es un bien de primera magnitud” que debe de apoyarse “en sus más diversas manifestaciones, desde el teatro a las artes plásticas, pasando por la música la creación literaria o las artes escénicas”.

Apoyo institucional, clave

El documento recoge que “el apoyo institucional es clave en este contexto” y cita como ejemplo la Muestra de Teatro Español de Autores Contemporáneos “un certamen que cuenta con el patrocinio del Ministerio de Cultura, a través del Instituto Nacional de las Artes Escénicas, de la Consellería de Cultura, de la Diputación de Alicante y de este mismo Ayuntamiento, a través de la Concejalía de Cultura”.

La comunicación de Cs y PP al Pleno hace alusión a las iniciativas culturales que se ven reforzadas gracias a la colaboración entre diversas instituciones “pese a las estrictas medidas de seguridad que debemos adoptar y la restricción de los aforos” por la crisis sanitaria.

Aportación del 3,2% al PIB

Los daños sociales y económicos de la pandemia se dejan sentir también en el mundo de la cultura “con consecuencias devastadoras en el empleo y la viabilidad de las compañías y artistas de todo tipo, sobre todo a la hora de mostrar sus producciones o emprender nuevos proyectos. No debemos olvidar que la industria cultural aporta al PIB nacional el 3,2%”, concreta el escrito.

La Declaración institucional especifica que “el pasado 16 de septiembre, el ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, mantuvo una reunión con representantes de las comunidades autónomas y de la FEMP en la que pidió que las salas de conciertos, de música en vivo, sean consideradas lugares de cultura y no de ocio nocturno. Siempre con garantías de seguridad y protocolos COVID”.

Palabras del ministro y del conseller

«Las salas de música en vivo son equiparables a teatros y cines como espacios de cultura», fueron las palabras textuales del alto cargo.

En esta misma línea, “el conseller de Cultura de la Generalitat Valenciana, Vicent Marzá, remitía una carta el pasado 18 de septiembre a todos los alcaldes de la Comunidad en la que invitaba a redoblar esfuerzos en la consideración de la cultura como una cuestión de autoestima social y personal”.

Por todo ello, la Declaración pide al Pleno municipal instar al Consell de la Generalitat y a la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública para que distingan “entre salas de música en vivo, que son espacios culturales, y el ocio nocturno con el objetivo de facilitar que estas salas de conciertos (...) sean equiparables a los cines o al teatro, y puedan desarrollar sus actividades con todas las garantías de cultura segura”.

La misma Declaración también se pronuncia a favor de dirigir esta petición a la Generalitat Valenciana y a las Cortes regionales para que actúen “en el marco de sus competencias legislativas”.

El último punto de los acuerdos reseña que esta Declaración institucional debe se notificada “a las instituciones instadas al efecto”