El Patronato de Educación Infantil modifica sus estatutos para incluir consejos escolares

Este órgano colegiado permite que participen los diferentes sectores de la comunidad educativa
La concejala de Educación, Julia Llopis

Alicante, 28 de julio de 2021. El Consejo Rector del Patronato de Educación Infantil ha aprobado esta mañana, con el voto de calidad de la concejala de Educación, Julia Llopis, la modificación de los estatutos, vigentes desde 2016. La principal variación, ha explicado la edil, radica en la necesidad de la creación de los consejos escolares en los centros, “garantizando, a través de este órgano colegiado de gobierno, la participación de los diferentes sectores que constituyen la comunidad educativa, tal y como establece la normativa aplicable al respecto”.

En consecuencia, la composición definitiva del Consejo Rector ha tenido que adaptarse, de manera que no se produzcan solapamientos en la composición de los órganos ni colisiones respecto de las atribuciones de cada uno de ellos. De esta forma, su composición queda configurada por la presidencia, nueve vocales en representación municipal designados por el Pleno del Ayuntamiento a propuesta de los portavoces, los dos representantes de las Federaciones mayoritarias de madres y padres cuya sede esté ubicada en la ciudad de Alicante, y dos personas de reconocido prestigio en el ámbito educativo o social. Asimismo, a las sesiones del Consejo Rector asistirán el interventor, el asesor jurídico, el gerente y la dirección de cada uno de las escuelas. Además, la presencia de la figura de expertos en las sesiones sólo será necesaria cuando sea preceptivo.

Escolarización en otros centros

Los nuevos estatutos también ofrecen la posibilidad de adoptar medidas, si así se estima conveniente, encaminadas a la escolarización en otros centros educativos de la ciudad a aquellos niños y niñas que no hayan obtenido plaza en las Escuelas Infantiles Municipales, y figuren en las listas de espera después de la baremación.

En la sesión de esta mañana se ha aprobado, al mismo tiempo, la modificación del articulado de los estatutos para adaptarlo al lenguaje inclusivo.