Mar y bosques.

Dia internacional de los Bosques y del agua
Pradera de Posidonia oceanica en Tabarca

22 y 23 de marzo, días de los bosques y del agua nos debe recordar no sólo lo que vemos en tierra sino en la mar. También allí, el reino del agua, existe una gran variedad de bosques en porte, extensión y organismos que los forman, no siempre vegetales, aunque suene raro, ya que los bosques de gorgonias, por citar un ejemplo, constituyen auténticos bosques animales.

En general no bien conocidos por el gran público podemos citar desde los microbosques de fitoplancton por la superficie marina que crecen al albur de los nutrientes, los formados por plantas marinas como Posidonia oceanica en el Mediterráneo exclusivamente o los de Cymodocea nodosa o los más frecuentes formado por macroalgas, siendo los de mayor porte los de las algas laminarias, pero también los bosques de maërl, palabra bretona para definir el bosque calcáreo en miniatura formado por algas coralináceas donde conviven otras muchas especies vegetales y animales.

Como todos los bosques, son zonas privilegiadas para la biodiversidad y, por ello, las reservas marinas tienen como objetivo preferente mantener la buena salud de estos hábitats que son zonas de cría, alimentación, refugio y reproducción de muchas especies algunas de interés pesquero. La langosta roja (Palinurus elephas) es un ejemplo de una especie de interés pesquero, muy apreciada, que vive en fondos de maërl.

Por ello, en las reservas marinas se prohíbe el fondeo, instalando boyas de amarre ya sean para buceo o para estancias: cuidar los bosques es cuidar la vida, sea en tierra o en la mar, en beneficio de todos los seres vivos, también de los pescadores.