La exposición “Titanic The Reconstruction” se prorroga hasta el domingo 17 de noviembre

La muestra alberga infinidad de objetos del buque como piezas originales, instrumentos de música, vestidos de gala, herramientas y testimonios de supervivientes del hundimiento
Maqueta del Titanic

Ante la masiva afluencia de público y para facilitar la visita a la exposición de los Centros de Enseñanza que se han quedado sin poder visitarla, la exposición internacional “Titanic The Reconstruction”, la Concejalía de Cultura y la Fundación Titanic, han decidido prorrogar una semana más su estancia en la Sala Municipal “La Lonja del Pescado”, por lo que, el domingo, día 17, la exposición cerrará definitivamente sus puertas en Alicante, tras recibir la visita de más de 30.000 personas, que se han embarcado en el “Titanic más grande del mundo”.

Tras haber llegado a un acuerdo con Merlin Porperties Socimi, la exposición, una vez finalizada su estancia en Alicante, se montará en Murcia, y más concretamente, en el Centro Comercial THADER, donde hace días se trabaja en la adecuación del  espacio que acogerá la exposición.

La muestra, alberga infinidad de objetos del buque, como piezas originales, instrumentos de música, vestidos de gala y herramientas,y algunas reproducciones, así como testimonios de supervivientes del hundimiento. El guion de la exposición parte de las entrevistas que Jesús Ferreiro realizó a nueve de los supervivientes del barco, especialmente a Millvina Dean, con la que trabó amistad tras horas de conversación.

Entre las piezas que se exponen, la gran estrella de la exposición es la impresionante maqueta del barco, realizada en España, con 12 metros de longitud, 4,5 metros de ancho y 3,9 metros de puntal. La reproducción, abierta por estribor para que se vea el interior de la misma, representa con detalle todos los elementos del barco, incluso los interiores, gracias a tres mil puntos de luz.

Otra pieza estrella es el famoso “Coche del Titanic”, coche que en realidad nunca estuvo en el barco. Este Brush Runabout D24 fue fabricado en Detroit en 1909 y estaba planeado que a la vuelta del Titanic a Europa, el coche fuera en el barco para su presentación europea. Pero no pudo ser, y llegó a Europa en el Olympic.

El cuadro original “El sueño del Titanic”, del pintor santanderino Enrique Gran (fallecido en 1992) es otra de las piezas que se exhiben.