Comisión de Memoria Histórica cumple su cometido y aprueba el cambio de calles franquistas

Espuch celebra el apoyo de todo el equipo de Gobierno y de la sociedad civil presente en la Comisión y lamenta que el PP y C's no hayan apoyado el cumplimiento de la Ley de Memoria
Comisión de Memoria Histórica

La Comisión para la aplicación de la Memoria Histórica, presidida por la edil María José Espuch, ha aprobado hoy por mayoría la propuesta de cambio de calles en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, en una votación que ha contado con el apoyo unánime de la representación de la sociedad civil presente en la citada comisión.

La concejala de Memoria Histórica ha mostrado su satisfacción por el pronunciamiento positivo de la mayor parte de las personas integrantes de la Comisión, --en la que están presentes todos los grupos municipales, distintas asociaciones relacionadas con la memoria y la historia de la ciudad, representantes vecinales de las Juntas de Distrito y miembros de la Universidad de Alicante--.

“Es hora de que la democracia española y las generaciones vivas que hoy disfrutan de ella honren y reparen para siempre a todos los que directamente padecieron las injusticias y agravios producidos por unos u otros motivos políticos, ideológicos o de creencias religiosas, en aquellos dolorosos momentos de nuestra historia”, ha señalado.

En este sentido, ha apuntado, “la ley sienta las bases para que los poderes públicos lleven a cabo políticas públicas dirigidas al conocimiento de nuestra historia y al fomento de la memoria democrática”.

Espuch ha lamentado que los cuatro concejales y concejalas de la oposición --PP y Ciudadanos--, sin embargo hayan votado en contra de una propuesta que “responde escrupulosamente a los criterios de selección y recomendaciones elaborados y acordados bajo un clima de total colaboración y diálogo, el pasado mes de abril de forma unánime por todos los miembros de la citada Comisión”.

“Cuando el PP gobernaba esta ciudad no fue capaz de eliminar del callejero alicantino los nombres del periodo franquista y con connotaciones fascistas. Es gracias al gobierno del progreso y del cambio, que Alicante se va a poner el día en el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica”, ha señalado la concejala.

Espuch ha cerrado la sesión con la lectura de un alegato en el que ha defendido que “todas las fuerzas democráticas deberían aunar esfuerzos para no caer en enfrentamientos ni en el uso partidista de una iniciativa que solo quiere hacer honro a la justicia y al respeto”.

“Defendemos estos cambios –ha añadido-- porque queremos que nuestras calles estén dedicadas a personalidades democráticas, que ensalcen a personas que, en sus ocupaciones, han beneficiado a nuestra sociedad, a las alicantinas y alicantinos que han trabajado por Alicante y que nos han dado lo mejor de sí mismos, a personas que han promovido la convivencia y los valores democráticos, y que hacen latir el corazón de nuestra ciudad”.

PROPUESTA DEFINITIVA

La propuesta definitiva de cambio de calles, plazas y demás espacios públicos susceptibles de ser cambiados pasará ahora a la Junta de Gobierno Local para su aprobación, y posteriormente será elevadaa al pleno para que dé cuenta del acuerdo alcanzado.

Esta propuesta recoge las alegaciones aceptadas total o parcialmente, e incluye una quincena de rectificaciones relativas a las calles Capitán Meca (Negre Lloma), J.L. Lassaleta, Plaza Arquitecto Miguel López, Paseo de las Libertades y General Juan García-Aldave (que se mantienen).

Las alegaciones aceptadas han afectado también a la calle Nelson Mandela 'Madiba' (que sustituye a la calle General Primo de Rivera), Juan Ballesta (que pasa a ser calle Angelita Rodríguez), Conde de Vallellano (por Paseo de los Mártires de la Libertad), plaza junto a las escaleras de la Reina en el Puerto (Plaza de Tomás y Valiente).

También han sido aceptados los cambios en la Glorieta prolongación del Paseo Canalejas (que pasa a ser el Jardín del Feminario); la calle Capitán Fernando Ballenina (pasa a ser del Bloguero Pedro Más García); Tomás Aznar Doménech (que pasa a ser calle del Betis Florida C.D.); la Plaza del Pueblo Gitano (por Plaza de la Igualdad a propuesta del colectivo gitano); la plaza situada detrás de los juzgados (pasa a llamarse Plaza Miguel Hernández), y se corrige la reseña biográfica en la dedicada a Maisa Lloret.

Además, la Comisión ha aprobado la revocación de los acuerdos plenarios que han concedido distinciones de la ciudad a personas afectadas por la Ley de la Memoria Histórica, en el caso de que no se hayan hecho efectivos, como es el caso de los concedidos a Francisco Franco, entre otros.

También se ha dado el visto bueno para la eliminación de los símbolos existentes en la ciudad, salvo aquellos que perdieron la connotación franquista, como es el caso de las placas de los edificios construidos por el Instituto Nacional de la Vivienda, que incluyen el yugo y las flechas de la Falange.

PARTICIPACIÓN Y TRANSPARENCIA

La propuesta aprobada hoy por la Comisión es fruto de un amplio proceso de participación y transparencia llevado a cabo por la Concejalía de Memoria Histórica.

Con los criterios aprobados unánimemente, los técnicos municipales reunieron todas las propuestas de cambio --que constaban en Estadística del Ayuntamiento, provinientes de particulares y de diversos colectivos ciudadanos, así como de las procedentes de las personas representadas en la citada comisión-- y elaboraron con ellas una primera tabla con todas las propuestas de cambio.

Con posterioridad, aplicando los criterios aprobados por la Comisión, se elaboró una relación de las propuestas cambio en la que se indicaba cuáles debían ser cambiadas y en aplicación de qué criterio, y cuáles no.

Tomando en consideración todas las recomendaciones, la Concejalía elaboró una propuesta unificada de eliminación y de nueva denominación que se remitió a todos los integrantes de la comisión, se abrió un periodo de alegaciones que han sido contestadas durante la sesión de hoy.