Campaña Planta Cara a las agresiones sexistas: Fiestas en San Blas

La campaña de prevención de agresiones sexistas "Planta Cara" llega a las fiestas de Moros y Cristianos de San Blas
planta cara

El Ayuntamiento de Alicante, a través de la Concejalía de Igualdad y la Policía Local, organiza desde hace dos años la campaña "Planta cara", una campaña de prevención de agresiones sexistas durante las Hogueras de San Joan. 
En el marco de esta campaña de sensibilización e información dirigida al conjunto de la ciudadanía, una de las acciones es la habilitación de un número de teléfono móvil que la Policía Local mantiene operativo durante las 24h del día durante las fiestas.
Esta campaña nace también con la vocación de ir extendiéndose al resto de fiestas de la ciudad que convocan a un número significativo de participantes y visitantes. Por primera vez "Planta cara. Cero agresiones sexistas" llega a las fiestas de Moros y Cristianos de San Blas. Tras las oportunas gestiones con los mandos superiores de la Policía Local y los representantes de esta fiesta en San Blas, el teléfono de información y contacto en caso de necesidad estuvo operativo, así como el material que da visibilidad a la campaña distribuido en comercios y establecimientos de restauración. Cartelería específica y servilletas de papel reciclado con el lema de la campaña y el número de teléfono móvil estuvieron al alcance de festeros y festeras, de visitantes y de residentes; en bares, cafeterías, restaurantes y heladerías, y, como no, al interior de las comparsas de moros y cristianos. Un total de 45.000 servilletas y 300 carteles conformaron el grueso del material entregado para su reparto en el barrio alicantino.
El propósito de esta campaña es no sólo informativo; tiene una clara intención de sensibilización en la ciudadanía y un marcado carácter disuasorio ya que de manera directa o indirecta la ciudadanía está recibiendo un mensaje colectivo de hacer y tener, entre todos, unas fiestas en paz. Éste es, en definitiva, el objetivo final de la campaña Planta cara durante las fiestas de la ciudad: contribuir a la celebración de aquello que nos une y nos define como pueblo y como barrio y alejar de nuestras calles la violencia en cualquiera de sus formas.