Barcala coordina con el COSESA el Plan de Contingencia para la fase de la desescalada

En la reunión también han estudiado las medidas preventivas para la reincorporación de la plantilla municipal a las dependencias del Ayuntamiento
El alcalde de Alicante, Luis Barcala, junto con el concejal de Recursos Humanos, José Ramón González

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, junto con el concejal de Recursos Humanos, José Ramón González, se han reunido con el Comité de Seguridad y Salud con el objetivo de coordinar el Plan de Contingencia de la desescalada y las medidas preventivas que se van a seguir para la reincorporación de la plantilla municipal a las dependencias del  Ayuntamiento de Alicante.

El alcalde ha explicado que “el plan cuenta con la organización municipal y los protocolos a seguir para que el personal municipal se pueda incorporar a trabajar con las mayores medidas de protección dentro de un Plan de Contingencia elaborado en coordinación con el Servicio Médico y el departamento municipal de Prevención de Riesgos Laborales y los sindicatos”.

El Ayuntamiento prevé que todos los servicios de atención al público se atiendan con Cita Previa, y dentro de unos parámetros adecuados, con un acceso limitado del aforo, y siempre garantizando las distancias entre el usuario y el funcionario, con bandas adhesivas para acotar la distancia entre el personal y los usuarios y mamparas de separación.

Además se ha llevado a cabo el refuerzo de la  gestión Telemática con la Administración, para que los ciudadanos puedan realizarla por ordenador y sin acudir al Ayuntamiento, si no se dispone de una cita previa.

Con respecto a la Atención al público se van a mantener unas estrictas medidas preventivas con las distancias, está previsto mantener los 10 puestos de trabajo para atender al público, y se atenderá a una persona exclusivamente por cita, con las distancias entre puestos de trabajo, y entre los usuarios y los funcionarios.

Concretamente en relación a las medidas higiénicas el Plan cuenta con un protocolo para facilitar el material sanitario de protección de guantes y mascarillas a todos los funcionarios, y va a pedir mantener y respetar una higiene individual, evitar el estrechamiento de manos y los saludos, así como evitar tocarse los ojos, nariz o boca ya que facilitan su transmisión.

Por su parte informar que el alcalde va a celebrar mañana, a las 16 horas, con la FEMP por videoconferencia una reunión a la que acudirán el Ministro de Sanidad, Salvador Illa, la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias y la vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, para abordar las medidas a adoptar por la desescalada con el confinamiento y la reconstrucción social y económica del pais en el marco de la Pandemia.

El alcalde ha manifestado que “el Ayuntamiento lleva su trabajo hecho y solicitaremos al Gobierno que nos deje utilizar los millones de euros disponibles de los remanentes para poder utilizarlos en atender las necesidades de nuestros vecinos en servicios esencias para las personas que más lo necesitan, y en poder implementar planes para ayudar a las personas desempleadas, a los autónomos y empresarios que están pasando por momentos muy difíciles y necesitan  de nuestro apoyo a través de estos fondos que son de las entidades locales”.

Asimismo el Comité de Seguridad y Salud también ha abordado la propuesta de realizar test masivos entre los funcionarios del Ayuntamiento de Alicante con los que  diagnosticar la infección por SARS-CoV-2.

Desde el Servicio de Servicio de Prevención de Riesgos y Medicina Laboral del Ayuntamiento explicaron a los representantes sindicales que tras realizar una consulta por escrito la consellería de Sanidad ha contestado de forma expresa que “no podemos llevar a cabo los test masivos en diferentes colectivos, y se deben seguir realizando las pruebas clínicas siempre prescritas por un médico”.

De esta forma, según el escrito recibido se prohíbe llevar a cabo los test y además recuerdan que el incumplimiento de las obligaciones previstas en esa orden podrá ser sancionado con arreglo a las leyes, en los términos establecidos en el artículo diez de la Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio, de los estados de alarma, excepción y sitio.

El Ayuntamiento de Alicante adquirió a través de un contrato con el Hospital IMED de Elche la compra de 3.000 test rápidos para diagnosticar la infección del COVID, y se están realizando las pruebas de los funcionarios bajo prescripción médica y ampliando su uso a situaciones preventivas siempre bajo un criterio clínico.

El concejal de Recursos Humanos, José Ramón González ha defendido que desde el Ayuntamiento se está actuando de forma “muy diligente y efectiva en la gestión y toma de decisiones durante esta crisis sanitaria, así como en las medidas preventivas sanitarias establecidas desde el inicio para proteger la salud de todos los trabajadores que es prioritaria”.

Los resultados del Servicio Médico ponen de manifiesto que desde el inicio de la crisis sanitaria, se han registrado según el INSS 50 bajas de funcionarios en el Ayuntamiento de Alicante, de los cuales a 24 trabajadores ha obtenido el alta y actualmente hay 26 bajas, y del total hay 13 casos positivos de coronavirus ninguno de origen laboral conocido.

Por ello, el concejal de Recursos Humanos ha valorado muy positivamente que “haya una incidencia muy baja de personas con coronavirus señalando que la cifra no llega al 1% del total de la plantilla municipal”, al tiempo ha expresado su gratitud al Servicio Médico y el departamento municipal de Prevención de Riesgos Laborales por el excelente trabajo desarrollado.