El Ayuntamiento reconoce y condena públicamente el genocidio armenio

El pleno aprueba conmemorar cada 24 de abril, el sufrimiento del pueblo armenio a manos del Estado de Turquía en los periodos de 1915 a 1919 y de 1920 a 1923
Intervención del colectivo armenio en el pelno

El Pleno del Ayuntamiento de Alicante  aprueba la Declaración Institucional presentada por Guanyar Alcant con la que se reconce y condena públicamente el genocidio sistemático que sufrió el pueblo armenio a manos del Estado de Turquía en los periodos de 1915 a 1919 y de 1920 a 1923

Un genocidio que afectó a millón y medio de armenios masacrados por la Turquía Otomana, y que ha sido reconocido y condenado por diversos organismos internacionales (O.N.U., Parlamento Europeo, etc.), así como por los Estados de Alemania, Armenia, Argentina, Austria, Bélgica, Canadá, Chipre, Eslovaquia, Francia, Grecia, Holanda, Italia, Noruega, Líbano, Lituania, Polonia, Portugal, Rusia, Suecia, Suiza, Uruguay y Venezuela.

Por ello, Guanyar Alacant insta, a través de la Declaración Institucional al resto de los grupos de la Corporación y a petición del colectivo armenio asentado en la ciudad de Alicante, a que se apruebe el rechazo, sin condicionante alguno por parte del Ayuntamiento de Alicante, de las atrocidades padecidas por el pueblo armenio entre 1915 y 1923 a manos de las autoridades turcas. La Declaración Institucional solicita, además, que el Ayuntamiento de Alicante muestre su solidaridad con el pueblo armenio y su apoyo para que no se olvide el sufrimiento padecido.

Por último, en el documento se solicita al Ayuntamiento de Alicante que se comprometa con la defensa de los derechos humanos y el recuerdo del Genocidio Armenio, y realice actos conmemorativos en los futuros días 24 de abril a partir de 2017. Se trata de conmemorar una fecha en la que en 1915, cientos de intelectuales, religiosos, profesionales y ciudadanos destacados de origen armenio, fueron despojados de sus hogares bajo arresto e inmediatamente deportados hacia el interior del Imperio para ser posteriormente asesinados.

Los hechos se produjeron, tanto antes, como durante y después de la Primera Guerra Mundial,  momentos, tal y como se argumenta en la Declaración Institucional,  en los que el Estado de Turquía planeó y desarrolló deportaciones, secuestros, torturas y masacres entre la población armenia residente en el antiguo Imperio Otomano. Fue durante los años 1915 hasta 1919 cuando se ejecutaron atrocidades como llevar gran cantidad de personas al desierto a morir de inanición y sed. Se robó la riqueza del pueblo armenio disfrazándolo como expropiaciones/ y se reanudaron las deportaciones entre 1920 y 1923.

Entre 1915 y 1919, las deportaciones y masacres fueron realizadas por el partido de los "Jóvenes Turcos", mientras que las de 1920 a 1923 fueron realizadas por los Nacionalistas Turcos, que compartían la idea de limpieza étnica en Turquía. Se estima que la población armenia en el Imperio Otomano rondaba la cifra de unos dos millones de personas, de los que fueron exterminados un millón y medio: el 75% de la población armenia.