El Ayuntamiento celebra el Pleno Escolar para concienciar a los niños sobre sus derechos

El alcalde Luis Barcala, la vicealcaldesa Mari Carmen Sánchez y la concejala de Educación, Julia Llopis, dan respuesta a las preguntas de alumnos de cuatro colegios
El alcalde, la vicealcaldesa, la concejala de Educación y el Embajador de UNICEF, con los niños que han intervenido en el Pleno Escolar
  • El Embajador de UNICEF, el doctor en Derecho Manuel Desantes, alerta a la Corporación de que los pequeños son ciudadanos importantes que deben ser tenidos en cuenta en todas las decisiones municipales.
  • El Ayuntamiento y UNICEF entregan Diplomas al medio centenar de menores que han intervenido en la sesión.

Alicante. Viernes, 14 de noviembre de 2019. Medio centenar de niños y niñas de los cursos de 5º y 6º de Primaria, de entre 10 y 12 años, han conformado esta mañana el equipo de gobierno del Ayuntamiento, con una alcaldesa a la cabeza, gracias a la celebración del Pleno Escolar. Esta tradicional sesión infantil sustituye por un día al alcalde y a los concejales por menores, que dirigen la sesión y formulan preguntas, que han sido contestadas por la primera autoridad municipal, Luis Barcala, la vicealcaldesa y concejal de Turismo, Mari Carmen Sánchez, y la edil responsable de Educación y Acción Social, Julia Llopis.

El Ayuntamiento de Alicante, UNICEF, la Concejalía de Educación y los colegios de enseñanza infantil y primaria “Antonio Mora Puchol”, “San Roque”, “Gastón Castelló” y “Ramón Llull” se han coordinado para que los niño sean los protagonistas del parlamento de la ciudad por un día.

El Pleno Escolar sirve para recordar la aprobación por parte de Naciones Unidas de la Convención sobre los Derechos del Niño, que se produjo el 20 de noviembre de 1989. Después de largos años de negociaciones con representantes gubernamentales de todo el mundo, líderes religiosos, ONGs y otras instituciones, se logró acordar el texto final de tal Convención, de obligado cumplimiento para todos los países que la rubricaron.

Cambio de visión

El Embajador de UNICEF en el Pleno de hoy, el doctor en Derecho Manuel Desantes, ha explicado que el articulado de la Declaración de los Derechos del Niño cambió radicalmente la perspectiva que los poderes públicos tenían sobre ellos. Gracias a esa aprobación, los pequeños dejaron de ser seres incapaces para pasar a ser considerados personas con sus propios derechos. La Carta de los derechos de niños y niñas puntualiza que ellos deben figurar, en todas las circunstancias, entre los primeros que reciban protección y socorro. Deben ser preservados al margen de toda forma de abandono, crueldad y explotación y no deben ser discriminados por motivos de raza, color, sexo, idioma, religión, opiniones políticas o de otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento u otra condición, ya sea del propio niño o de su familia. “Lo más importante de la sociedad son los niños” ha señalado el profesor. “Los pequeños son ciudadanos importantes que deben ser tenidos en cuenta en todas las decisiones municipales”, ha puntualizado.

Mejorar los alrededores de los colegios. 

Los pequeños sentados en los bancos de los concejales han preguntado sobre cómo se pueden mejorar los alrededores de sus centros, reponiendo papeleras o incidiendo en la limpieza de las calles. Se han interesado también sobre qué se va a hacer para no excluirles de las decisiones de los asuntos generales. Guerras, refugiados y discapacitados también han formado parte de sus cuestiones y han pedido “que se ponga más dinero en los hospitales”.

El alcalde Luis Barcala ha declarado que “el Pleno de los niños es uno de los más bonitos del año” y ha agradecido el trabajo de profesores y de la comunidad educativa “por marcarles como ejes de su educación el derecho a opinar, a buscar respuestas y a criticar desde el respeto. Desde el respeto se puede reivindicar lo que uno cree. Con educación y respeto se puede hacer lo que se crea que se debe hacer”.

En la imagen, el alcalde, la vicealcaldesa, la concejala de Educación y el Embajador de UNICEF, con los niños y niñas que han tomado parte en el Pleno.