El Ayuntamiento aprueba nuevas ayudas fiscales para apoyar la recuperación económica

Hacienda establece una rebaja de hasta el 50% del IAE los años 2021 y 2022 para empresas que registren pérdidas este ejercicio y también para las que las declaren el próximo
Rueda de prensa de la Junta de Gobierno Local

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Alicante ha aprobado, a propuesta de la concejala de Hacienda, Lidia López, nuevas rebajas fiscales encaminadas a impulsar la recuperación económica de la ciudad de Alicante tras la crisis abierta por la pandemia. En concreto, en la reunión del equipo de gobierno presidida por el alcalde Luis Barcala se ha dado el visto bueno a bonificaciones en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y en la ordenanza reguladora del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO).

Apoyándose en las propuestas emanadas de la Comisión para la Recuperación y en la manifiesta voluntad del equipo de gobierno de contribuir por todos los medios al alcance del Ayuntamiento de Alicante a una rápida recuperación económica, la Junta de Gobierno ha aprobado aplicar una disminución de la carga fiscal a ciudadanos y empresas con la introducción de nuevas o mayores bonificaciones en la cuota del Impuesto de Actividades Económicas. La reforma fiscal plantea una disminución de esta carga fiscal para todas aquellas empresas existentes y de nueva creación e implantación en el municipio de Alicante. Sin perder de vista que el objetivo es la dinamización económica, el equipo de gobierno ha establecido una bonificación del IAE durante los ejercicios 2021 y 2022 para todas aquellas empresas que hayan obtenido resultado negativo durante los años 2020 y 2021.

En concreto se determina una bonificación de hasta el 50% de la cuota correspondiente municipal para aquellos sujetos pasivos que tengan unos rendimientos negativos este y el próximo año, aplicándose esta reducción por cada uno de estos ejercicios fiscales. El porcentaje de deducción de la cuota se determinará en función de cuál sea la división, agrupación o grupo de las tarifas del impuesto en que se clasifique la actividad económica realizada. Desde la concejalía de Hacienda se trabaja con la estimación de que un 20% del censo pudiera tener rendimientos negativos y que la reducción media podría quedar establecida en un 25% de la cuota, lo que supondría una disminución de ingresos para el Ayuntamiento de Alicante de cerca de 350.000 euros en concepto bajada de la recaudación del IAE.

Por otra parte, la misma Junta de Gobierno ha aprobado hoy la modificación de la ordenanza reguladora del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras para introducir una serie de bonificaciones que sirvan para incentivar el empleo, para dinamizar la economía y para impulsar la creación de puestos de trabajo. Estas bonificaciones van encaminadas a apoyar las actuaciones que reciben la declaración de Especial Interés Municipal, por su inversión y capacidad de generar puestos de trabajo, también se destinarán a respaldar aquellas obras encaminadas a mejorar la accesibilidad de personas con discapacidad y para la instalación de sistemas de aprovechamiento térmico o eléctrico de la energía solar. La reducción del ICIO puede alcanzar el 95% de este impuesto para las actuaciones que sean declaradas de interés municipal o de utilidad municipal por concurrir circunstancias sociales, culturales, histórico-artísticas o de fomento del empleo que justifiquen tan declaración.

Para el caso de empresas de nueva implantación en el término municipal de Alicante, es decir, cuando concurra la circunstancia de que la construcción, instalación u obras sean realizadas con el fin de establecer una actividad económica en Alicante ciudad se aplicará una deducción de un 75% de la cuota, que podría llegar al 95% si esa actuación se desarrolla sobre suelo vacante industrial. Por último, la modificación de la ordenanza establece una bonificación del 50% de la cuota del ICIO cuando la actuación está encaminada al aprovechamiento térmico o eléctrico de la energía solar.

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, ha considerado al término de la reunión de la Junta de Gobierno que este nuevo paquete de ajuste fiscal, que se suma al recorte del 5% del IBI aprobado a finales de 2018, “va encaminado a facilitar que nuestras empresas, comercios y autónomos tengan mejores condiciones para salir de la crisis económica a las que nos ha llevado el Covid 19”. Para el alcalde, la decisión del equipo de gobierno “demuestra la firme voluntad del Ayuntamiento de contribuir con todos los medios a su alcance a impulsar la recuperación, al tiempo que evitamos las asfixia de nuestras empresas y propiciamos la creación de puestos de trabajo”.