El Ayuntamiento adjudica las obras de reurbanización de la Plaza del Progreso por 315.000€

Las mercantil Construcciones Zaplana Caselles S.L. se adjudica esta actuación que tendrá un plazo de ejecución de cuatro meses
Imagen relacionada

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Alicante, compuesto por PP y Cs, ha aprobado en Junta Local la adjudicación de las obras de reurbanización de la Plaza del Progreso, en la zona norte de la ciudad, a Construcciones Zaplana Caselles SL. La mercantil ha obtenido la mayor puntuación (100 puntos) entre las 18 empresas presentadas, con una oferta económica de 315.666,53 euros, de un presupuesto base de licitación de 415.415,56 euros, y un plazo de ejecución de cuatro meses.

El proyecto de acondicionamiento impulsado desde la Concejalía de Urbanismo que dirige Adrián Santos Pérez, consiste en una actuación en dos fases para reparar los daños causados en el pavimentos por las raíces de los árboles.

En la primera de ellas se actuará en las aceras de las calles Virgen de la Salud y Virgen del Puig, en los tramos que delimitan con la plaza. El mal estado del pavimento, deformado por el empuje de las raíces de los árboles, es el principal problema que presenta todo el entorno de la plaza, por lo que se contempla la colocación de nuevas baldosas y bordillos en las calles señaladas.

En la segunda fase, se actuará en el interior de la plaza del Progreso. Los trabajos previstos en esta segunda parte del proyecto se centran principalmente en la reparación del pavimento de la plaza deformado por el efecto de las raíces de los árboles.

Para dar solución a esta circunstancia, Adrián Santos ha asegurado que "se procederá a los traslados de los árboles de la zona norte del parque, por recomendación del departamento de jardines del Ayuntamiento. Además, se procederá a la demolición de las soleras afectadas y a la construcción de una nueva solera armada que soporte los empujes de las raíces".

Asimismo, con el fin de modernizar y reformar la totalidad de la plaza, se construirán nuevos alcorques y se pavimentará con nuevas losas de hormigón, además de acometer un acondicionamiento de los muretes de los parterres y de la fuente.

Por último, el proyecto contempla la construcción de una rampa adaptada para hacer más accesible el escenario, así como el pintado de los parámetros que delimitan la plaza y el acondicionamiento de la pérgola existente.