Alicante transforma y humaniza sus calles y diseña la ciudad sostenible del futuro

El Ayuntamiento licita mañana en junta por 3.321.476 euros las obras de mejora peatonales y calmado de tráfico en el eje del Parque Canalejas hasta escaleras del IES Jorge Juan
Alicante diseña la ciudad sostenible del futuro
  • Los proyectos impulsados por el Ayuntamiento de Alicante en los últimos años están dirigido a convertir la ciudad en un lugar mejor y sostenible, con calmado del tráfico y mejoras para hacerla más peatonal, segura, saludable, accesible y conectada

Alicante, 25 de julio de 2022. Alicante impulsa medidas y proyectos para mejorar la movilidad del futuro y hacerla más sostenible e inteligente, y afronta en los próximos meses siete obras que van a transformar y humanizar sus calles, con iniciativas que cuentan con una inversión de más de 17,3 millones de euros de fondos europeos dirigidos a contribuir a recuperar los espacios públicos y sus calles para los ciudadanos.

Para el Ayuntamiento de Alicante la movilidad es una prioridad compartida e impulsada de forma coordinada en todas las concejalías, de hecho tal y como ha explicado el concejal de Tráfico, José Ramón González, se han llevado a cabo la adopción de medidas que responden “al desafío del nuevo desarrollo urbano, así como se han ejecutado obras e intervenciones en el núcleo tradicional del centro y los barrios tendentes a ensanchar aceras, reurbanizar y peatonalizar plazas con el firme objetivo de cambiar nuestra ciudad, así como conseguir la dinamización turística y comercial en el ámbito urbano de la ciudad”.

La concejalía de Movilidad y Tráfico del Ayuntamiento de Alicante, consciente de la necesidad de ir avanzando hacia este nuevo un modelo de movilidad urbana, segura, saludable, accesible y conectada, en el marco del mayor respeto por la seguridad, los recursos energéticos y la calidad del entorno urbano y del medio ambiente ha trabajado en la puesta en marcha de nuevos proyectos.

Uno de ellos se saca mañana a licitación en la junta de Gobierno para ejecutar las obras de mejora peatonal y calmado de tráfico en el eje parque de Canalejas hasta las escaleras del IES Jorge Juan, en el tramo II de la avenida de Doctor Gadea, que cuenta con una inversión de 3.321.476 euros, y un plazo de ocho meses. Actuaciones que suponen la creación de espacios públicos seguros y saludables para la interrelación de la ciudadanía fomentando la vida en la calle, el comercio de proximidad y la movilidad sostenible.

El objetivo es que Alicante sea un referente a nivel de sostenibilidad y movilidad, por ello el concejal José Ramón González ha destacado que “es necesario apostar por un claro cambio de modelo de ciudad que todos queremos tener, esta es la apuesta del equipo de Gobierno con una movilidad más racional y sostenible, con decisiones que pongan a los ciudadanos en primer término y por delante de los vehículos, priorizando modos de transporte sostenibles para convertir los barrios y calles en lugares más habitables y amables”.

El proyecto de reurbanización del centro forma parte de un conjunto de obras y trabajos necesarios para el establecimiento de una Zona de Bajas Emisiones que favorezcan los desplazamientos a pie, en bicicleta u otros medios de transporte sostenibles, en uno de los ejes verticales más importantes de la ciudad de Alicante. La iniciativa comprende cuatro tramos: avenida General Marvá, Doctor Gadea, Federico Soto y Cruz de los Caídos.

Con ellas el Ayuntamiento continúa llevando a cabo importantes medidas impulsadas tal y como ha señalado el concejal de Infraestructuras, José Ramón González, “mejorar y cambiar el modelo de ciudad priorizando al peatón y reducir las emisiones derivadas de la movilidad, reurbanizar el centro mejorando las condiciones de uso del espacio público, su accesibilidad, así como potenciar el uso del transporte sostenible”.

En este tramo en concreto de las obras, se va a reestructurar la sección viaria de la avenida con una plataforma única compartida de acera-calzada, la reducción del número de carriles de circulación, la ampliación de aceras, la disposición de nuevas zonas verdes y la mejora de la distribución de espacios.

Las mejoras de la avenida incluyen la nueva pavimentación de aceras y mejorar la accesibilidad de todo el ámbito de actuación con la disposición de pavimentos podotáctiles y eliminación de barreras arquitectónicas. Así como se va a llevar a cabo una intervención integral para la renovación de servicios, como es el caso de la red de alumbrado público, red de riego, semaforización y pluviales.

En este sentido el edil José Ramón González también incidió en el objetivo de potenciar el uso del transporte sostenible con el proyecto, anunciando que se va a “incorporar un carril bici adyacente a ambos lados del bulevar central de la avenida, con conexiones de los itinerarios ciclistas existentes en el entorno de la avenida”. El cambio de la avenida contempla también nuevas zonas verdes, con la plantación de especies arbustivas y arbolado en diferentes espacios y zonas proyectadas en la avenida.

El edil de Infraestructuras y Movilidad puso en valor este proyecto que se impulsa para tener “una ciudad más sostenible, saludable, accesible y conectada, en el marco del mayor respeto posible por la seguridad y la calidad del entorno urbano, priorizando al peatón, para conseguir un cambio de comportamiento a la hora de elegir un modo de transporte no contaminante y saludable mejorando la movilidad sostenible”.