Alicante emplaza al Consell a reforzar la protección de la comunidad escolar ante el covid

El Pleno aprueba una declaración institucional reclamando a Sanidad que publique semanalmente las cifras de aulas confinadas y docentes de baja
Luis Barcala, alcalde de Alicante, en el Pleno
  • En otras dos declaraciones se pide el cese del ministro de Consumo por su ataque a la ganadería y se rechaza la subida abusiva de las cuotas de los autónomos y pymes

Alicante, 27 de enero de 2022. El Pleno del Ayuntamiento de Alicante ha aprobado este jueves una Declaración Institucional en la que insta al Consell a reforzar la protección de la comunidad escolar frente al covid facilitando test de antígenos y pruebas PCR a los docentes, trabajadores escolares y alumnado de Alicante, además de ofrecer informes semanales sobre aulas confinadas y profesores de bajas. En otras dos iniciativas se ha pedido el cese del ministro Alberto Garzón por ataque a la ganadería y contra la subida abusiva del Gobierno de las cuotas a autónomos y pymes.

La concejal de Educación, Julia Llopis, ha defendido la declaración institucional sobre la carencia de medios contra el covid en las aulas en nombre del equipo de gobierno “pidiendo el refuerzo de las medidas de protección, cuando en plena sexta ola se han eliminado todas las medidas de protección en los colegios y no se les ha prestado ningún apoyo cambiando los protocolos sanitarios con más de 20.000 contagios diarios en las aulas”. 

Llopis ha recalcado que el conseller de Educación, Vicent Marzá "ha permanecido ausente en todo este proceso y sin dar la cara, como la consellera de Sanidad, Ana Barceló, cuando se están produciendo múltiples contagios entre escolares y provocando errores importantes en la vacunación de los escolares, inoculando a alumnos sin autorización”.

La declaración institucional ha sido respalda a través de sendas intervenciones ante la corporación municipal por asociaciones de padres de alumnos, concretamente, la COVAPA cuya representante, Sonia Terreros, ha reclamando más dotaciones y recursos, especialmente para los alumnos de las familias vulnerables, como filtros EPA, mascarillas "que no llegan ni a los centros de educación especial", enfermeras de aula, tets de antígenos y PCR, entre otro material, al tiempo que ha cuestionado la vacunación en los centros, pidiendo la dimisión del conseller Vicent Marzá.

También ha intervenido por Federación Local de Escuela y Familia, Rafael Araujo, respaldando la iniciativa del equipo de gobierno, que ha denunciado que "con cifras de más de 50.000 alumnos contagiados la conselleria de Educación no ha aportado medios de protección y test para la comunidad educativa y familias, que han tenido que asumir la compra de mascarillas, gel, test de antígenos, filtros EPA, entre otros, durante casi dos años de pandemia”.

La iniciativa ha sido aprobado por 16 votos a favorde los concejales de los grupos PP (9), Cs (5) y Vox (2) y el voto en contra de los 13 ediles de PSOE (9), Unidas Podemos (2) y Compromís (2).

Cuotas autónomos

El Pleno también ha aprobado una declaración institucional a propuesta del equipo de gobierno de rechazo de la subida de las cuotas de la Seguridad Social a autónomos y Pymes, que como en el caso anterior ha salido adelante con el apoyo de los 16 concejales de los grupos PP (9 concejales), Cs (5) y Vox (2) y el voto en contra de los 13 ediles de PSOE (9), Unidas Podemos (2) y Compromís (2).

La portavoz popular y concejal de Empleo y Desarrollo, Mari Carmen de España ha resaltado en nombre del equipo de gobierno que “20.500 alicantinos dados de alta o otros miles de forma indirecta se van a ver afectados por las nocivas políticas económicas del gobierno de Pedro Sánchez y la inacción y el maltrato de Ximo Puig a este sector durante la pandemia con sus políticas erráticas y medidas limitativas”.

Empresas cárnicas

El pleno ha respaldado mayoritariamente una tercera declaración institucional en la que se pide la dimisión del ministro de consumo, Alberto Garzón, por las declaraciones en un medio de comunicación británico que suponen un ataque a la ganadería y al sector cárnico español, y que han motivado numerosas protestas del sector en todo el país. La declaración ha contado con 16 votos a favor de los grupos PP (9 concejales), Cs (5) y Vox (2) y 13 en contra de PSOE (9), Unidas Podemos (2) y Compromís (2), resultado aprobada.

La vicealcaldesa, Mari Carmen Sánchez, y la edil de Comercio, Lidia López, han defendido la moción. Sánchez ha pedido la dimisión del ministro de Consumo, Alberto Garzón, y "que se destine su sueldo para una campaña de apoyo al sector cárnico español en el mercado británico donde realizó dichas declaraciones”.

Finalmente, el alcalde Luis Barcala ha recordado en el cierre del debate que “en Alicante son 30 las empresas directamente relacionadas con la producción cárnica. Solo en nuestros mercados municipales son muchos puestos que dependen de la venta de de estos productos”.