El alcalde defiende la ampliación del contrato de limpieza tras mejorar su cumplimiento

Barcala señala que la mejora propuesta la plantea el Ayuntamiento después supervisar el contrato y estudiar las necesidades
Imagen relacionada

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, ha defendido la ampliación del contrato de limpieza de la ciudad propuesto por los técnicos municipales. Barcala ha explicado que la propuesta parte del Ayuntamiento, tras supervisar su cumplimiento y estudiar las carencias del servicio.

“Primero se estudiaba y se exprimía la contrata, es decir, lo que hemos hecho este año: más inspectores, modificar la programación, hacer la labor de supervisión y de ahí la detección de irregularidades y las sanciones que se han aplicado. Cuando sabemos efectivamente que la contrata ya no da más de sí pues, entonces, se hace la propuesta desde el Ayuntamiento, evaluando los técnicos municipales el coste, no al revés", ha señalado el primer edil.

“La casa no se tiene que empezar por el tejado dando más dinero en primer lugar para ver en qué se emplea luego. Primero hay que ver las necesidades, el Ayuntamiento tiene que exigir el cumplimiento de la contrata y si vemos una insuficiencia pues habrá que aportar más dinero, que se aporta fundamentalmente para la compra de más maquinaria y para el refuerzo en aquellas zonas nuevas que no estaban previstas inicialmente en el pliego”, ha explicado el alcalde.

Precedentes

El acuerdo para destinar cerca de dos millones y medio de euros a la adquisición de nuevo material de limpieza forma parte del plan trazado por el equipo de gobierno para mejorar la limpieza de nuestra ciudad y que comenzó ya a finales de la legislatura pasada con una remodelación de servicios, para intensificar los barridos, los baldeos y la recogida, siguió con una reestructuración del área municipal que controla el contrato, para mejorar su aplicación, detectar posibles incumplimientos y establecer medidas correctoras, como ya ha pasado con los expedientes abiertos a la UTE por algunas deficiencias en la prestación, y que ahora aborda su tercera fase con la mejora de medios y la ampliación del servicio.

Paralelamente, el Ayuntamiento ha intensificado la vigilancia a través de la Policía Local sobre los vertidos ilegales y el incumplimiento de la ordenanza de limpieza, abriendo un número importante de expedientes sancionadores, y ha desarrollado dos campañas de concienciación para combatir los comportamientos incívicos: “Alicante es mi casa”; y ,más recientemente, el buzoneo de cerca de 65.000 cartas con toda la información necesaria para depositar enseres y trastos viejos, además de un imán de nevera con los teléfonos dónde llamar para avisar al servicio de recogida gratuito de los mismos.