La Policía Local refuerza los controles de tráfico de alcohol y drogas los fines de semana

Los agentes continúan con el dispositivo de vigilancia y controles nocturnos en las calas del Cabo de la Huerta para evitar botellones y aglomeraciones de jóvenes
Uno de los controles de la Policía Local

La concejalía de Seguridad del Ayuntamiento de Alicante informa que la Policía Local continúa con un operativo especial fijo para vigilar las zonas en las que se están reuniendo los jóvenes durante las noches, con especial incidencias en el Cabo de las Huertas, donde los agentes han impuesto un total de 35 denuncias, desde el lunes al viernes, por consumo de alcohol en la vía pública, tenencia de drogas, ensuciar la zona con restos de vasos y botellas, y tener mal estacionados los vehículos y ciclomotores en Alicante.

El concejal de Seguridad, José Ramón González, ha destacado “el excelente trabajo que está desarrollando la Policía Local para evitar rebrotes del COVID con dispositivos y vigilancias en todas nuestras playas y la ciudad, y en especial para mantener los controles todos los días evitando aglomeraciones y botellones”.

La Policía Local ha informado que las multas por infringir las medidas preventivas de seguridad pueden conllevar sanciones que van de los 100 a 3.000 euros.

Refuerzo de los controles de tráfico de alcohol y drogas los fines de semana

Asimismo los fines de semana la Policía Local de Alicante va a intensificar los controles de tráfico de alcohol y sustancias estupefacientes durante el verano.

Durante esta noche también se han montado controles de tráfico en la zona de playas, arrojando un resultado de una alcoholemia positiva administrativa, una denuncia por tener la ITV del vehículo caducada y una denuncia por conducir con un permiso caducado.

Por otro lado, la unidad de Atestados de la Policía ha intervenido esta noche en un total de tres accidentes en la ciudad en los que han estado presente el alcohol o las drogas, en la avenida de Novelda con un accidente con alcoholemia positiva, en otro accidente el conductor carecía de permiso y ha dado positivo en el test de drogas y por último otro accidente en Gran Vía con alcoholemia positiva.

El concejal de Seguridad, José Ramón González ha incidido en la importancia de “crear una mayor sensibilización y conciencia social y si se va a conducir evitar el consumo de alcohol y drogas que ponen en peligro su vida y la de los demás”, al tiempo que ha explicado que "con el objetivo de realizar una campaña preventiva se ha puesto en marcha un refuerzo de controles policiales que estarán distribuidos en las zonas de entradas y salidas de la ciudad y próximas a los lugares de ocio”.

Desde la Policía recuerdan que conducir con una tasa de alcohol superior a 0,60 miligramos por litro supone la comisión de un delito contra la seguridad vial, y puede conllevar penas de prisión y un año de retirada del carnet, y con índices de entre 0.25 y 0.6 miligramos una denuncia administrativa con multas y la retirada de puntos. La Policía Local cuando un conductor da positivo inmoviliza el vehículo y tramita el atestado en función de la tasa de por un delito contra la seguridad vial.