El Ayuntamiento va a reparar los desperfectos y roturas en más de doscientas calles

Se prevé actuar a través de un Plan de Acción con dos contratos para conseguir la reparación, mantenimiento y conservación de las aceras del término municipal de Alicante.
infraestructuras

Alicante a 30 de junio del 2018. El Ayuntamiento de Alicante, a través de la concejalía de Infraestructuras y Mantenimiento, va a reparar los desperfectos de la vía pública y prevé actuar en un total de doscientas calles para arreglar las roturas de pavimento, falta de baldosas, desperfectos en bolardos y cerramientos y la deficiente nivelación del pavimento por el crecimiento de raíces, logrando así evitar incidentes.

De esta forma se prevé actuar a través de un Plan de Acción con dos contratos para conseguir la reparación, mantenimiento y conservación de las aceras del término municipal de Alicante.

El primer proyecto que contempla un centenar de calles vió la luz la pasada Junta de Gobierno con su aprobación cuya ejecución se ha presupuestado en un total de 79.981 euros, que va a ir a la mesa de contratación y se aprobará en un plazo de tres meses, y el segundo está en fase se aprobación primero por junta y también prevé la reparación de un centenar más de calles.

El Consistorio va a responder a través de estos dos proyectos a las peticiones emitidas por vecinos y usuarios, que han sido recogidas por la Policía Local, el servicio de Bomberos del SPEIS y las distintas concejalías, remitiendo los informes a la Unidad Técnica de Conservación de la Vía Pública.

El ámbito de actuación se extiende a todo el municipio, llevando a cabo en la primera fase en obras de mejora en áreas como el Paseo de la Explanada de España, Calvo Sotelo, Maisonnave, Plaza América, el acceso a la Plaza de Toros, Avenida Conde Lumiares, Avenida de Niza, Avenida Albufera, Avenida Benidorm y Avenida la Condomina, entre otras.

El proyecto de restauración de las distintas vías públicas prevé actuaciones de pavimentación, con la demolición del pavimento existente, excavación y saneado de la zona afectada con nuevo material; ranurado y nivelación de rasanteos para lograr la mejora de la accesibilidad urbana; instalación de bolardos en sustitución de aquellos que reflejen deficiencias; así como nuevas arquetas y tapas.

Asimismo, se llevarán a cabo tareas de cerrajería, reparando cerramientos y mobiliario con nuevos materiales similares a los ya existentes y se repondrá la señalización horizontal que resulte afectada por las obras, conforme a las normativas vigentes.

En cuanto a la adjudicación del primer contrato para la ejecución de las obras, deberá pasar por Mesa de Contratación y por la Junta de Gobierno Local para su aprobación y puesta en marcha con un plazo previsto de tres meses.

Además a través de este plan de acción, el Consistorio va a conseguir implementar y mantener los criterios de accesibilidad del entorno urbano, logrando también una mejora de la seguridad para los peatones y restaurando el patrimonio alicantino.