Sector Cultural: Competencia desleal e infravaloración del trabajo creativo

Entre las debilidades del sector cultural figuran el intrusismo profesional, que abarata el mercado, y la percepción del público de que la creación es un hobby gratuito
Acto de presentación

Alicante. Lunes 12 junio 2017. 

- - Presentado el informe Impulsa Cultura, que contiene una serie de claves sobre los agentes y nodos de emprendimiento cultural y creativo de la ciudad. 

El concejal de Cultura, Daniel Simón, la concejala de Empleo y presidenta de la Agencia Local de Desarrollo, Sonia Tirado, el director de la escuela EOI Mediterráneo, Fernando Garrido, y las expertas Mentxu Segura y Verónica Cerdán, responsables del dossier, tomaron pare el viernes en la presentación de Impulsa Cultura. El acto tuvo lugar en el auditorio de Puerta Ferrisa, lleno de público, que siguió con atención las conclusiones de la investigación.  

El dossier se elaboró con datos recogidos entre los meses de diciembre y febrero, a través de encuestas en las que participaron 101 personas y 90 agentes culturales de diferentes sectores, además de incluir 11 nodos o espacios privados dedicados a la cultura, según la firma encargada del trabajo, la agencia Makin Acción. 

El estudio refleja cierta desacreditación de la cultura como resultado del intrusismo profesional y la competencia desleal en el sector, que además abarata el mercado, así como la falta de visibilidad y comunicación de las actividades culturales, –tanto públicas como privadas–, de los espacios / nodos en los que tienen lugar estas actividades y como consecuencia, el solapamiento de agendas que, a veces, se produce.

Las personas encuestadas dejan entrever una infravaloración de las profesiones vinculadas a las industrias culturales. Perciben el trabajo creativo como un hobby, sin coste económico. Sin embargo, desde los nodos de dinamización cultural, el público es considerado un activo fiel a la oferta cultural local y que estimula el crecimiento del sector.

El informe fue elaborado a instancia del Ayuntamiento - Agencia Local de Desarrollo- en coordinación con la Concejalía de Cultura, con la idea de disponer de una herramienta más para que la industria cultural cobre mayor importancia económica y social.  

El sector cultural es numeroso, con un potencial impresionante, pero presenta una serie de carencias importantes, en aspectos como el empresarial, fiscalidad y búsqueda de financiación, según se dio a conocer en el acto.  

Los datos que pueden definir al agente cultural en la ciudad son: hombre de entre 35 y 44 años, con estudios superiores, autónomo, con unos ingresos anuales reconocidos inferiores a 15.000 euros, con una facturación en parte no oficial y que en su mayoría se autofinancia, según el estudio. 

Vulnerabilidad económica.

El informe sobre el sector apunta que el 71,1 por ciento de los emprendedores son hombres, el 40 por ciento tiene entre 35 y 44 años; el 75 por ciento ha realizado estudios superiores; el 47,7 por ciento son trabajadores por cuenta propia y el 38,8 autónomos. Además, el 49,3 por ciento tiene unos ingresos anuales reconocidos menores de 15.000 euros y un 19,7 por ciento carece de ingresos periódicos. 
En cuanto a las fuentes de financiación, el 45,8 por ciento la consiguen por el rendimiento del trabajo y un 20 por ciento por ayudas y subvenciones, mientras el crowdfunding se sitúa solo en el 1,4 por ciento. Tales datos dan a conocer que estamos ante un sector de una importante  vulnerabilidad económica, que se refleja en situaciones de facturación irregular, y con falta de profesionalización.

“Es un sector muy potente y numeroso, con un potencial cultural y creativo impresionante, pero presenta una serie de carencias importantes, en el aspecto que tiene que ver con el desarrollo empresarial, la formación en cuanto a cómo fundar una empresa, cómo declarar, el tema de fiscalidad y la búsqueda de financiación», manifestó Sonia Tirado.

Daniel Simón precisó que «hay que potenciar la cultura aunque no haya dinero, pero es que además da dinero; si nos hubiéramos tomado la cultura como fuente de empleo, esta ciudad no habría reducido el presupuesto en este ámbito del 2 al 0,34 por ciento que es lo que yo me encontré cuando llegué, y no se hubiera disuelto el Patronato Municipal de Cultura».

La falta de apoyo económico; la dificultad para realizar trámites con la administración, tanto para presentar propuestas como para solicitar espacios públicos; el desconocimiento del personal de las administraciones; la desacreditación de la cultura como resultado del intrusismo, o la escasa contratación pública, son algunas de las debilidades y amenazas que los agentes culturales ven en el sector. Aunque también contemplan las posibilidades que ofrece la aplicación de las nuevas tecnologías, el trabajo colaborativo, la fidelización del público y las herramientas y estrategias de innovación en el sector cultural. 

El concejal de Cultura, a preguntas de los periodistas antes de comenzar la presentación del informe, habló del trabajo formativo mediante talleres y actividades diversas que despliega el Centro cultural Cigarreras, precisamente, con el objetivo de ahondar en la profesionalización del sector, ir eliminando sus debilidadesy consolidar sus fortalezas. 

Información complementaria
Documentación: 

Estudio de los agentes y nodos de emprendimiento cultural y creativo de la ciudad de Alicante

Vídeos: 
Galería de Imágenes: 
Impulsa Cultura
Portada del informe
La concejala Sonia Tirado y el concejal Daniel Simón atienden a los medios antes del acto
Presentación ante el público
El auditorio se llenó de interesados en el sector cultural