El proyecto a Patrimonio de la Humanidad se basa en el modelo de ocupación del territorio

El castillo de Santa Bárbara, el pantano de Tibi y la isla fortificada de Nueva Tabarca son ejemplos del modelo que dio lugar al desarrollo de la Huerta, del Puerto y de Alicante
 Jornadas Patrimonio de la Humanidad

 “El camino emprendido para armonizar la candidatura de Alicante a la altura de los parámetros de la UNESCO es tan importante como el destino mismo: su reconocimiento. Los cambios y transformaciones a introducir en la ciudad y la unión ciudadana que todo ello debe suscitar son elementos que nos beneficiarán a todos”.

 

Estas palabras del concejal de Cultura, Daniel Simón, a la terminación de las Jornadas internacionales de expertos, se han producido tras la declaraciónde todos los partidos representados en el pleno del Ayuntamiento de Alicante, a favor de los trabajos que deben avanzar para elaborar una candidatura creíble a Patrimonio de la Humanidad.

Daniel Simón ha precisado que los debates de los expertos, con catedráticos, profesores y técnicos de varios países, han concretado que la candidatura debe tener como pilares fundamentales la sostenibilidad e innovación tecnológica del patrimonio de Alicante transformado por la ingeniería renacentista e ilustrada.

El resultado de aquellos avances permitieron la construcción del pantano de Tibi, el más alto de Europa hasta principios del Siglo XX, lo que posibilitó un sistema de regadío singular que desarrolló la Huerta de Alicante y la propia ciudad. Este empuje económico influyó en la paulatina modernización del castillo de Santa Bárbara y la fortificación de la isla de Nueva Tabarca, un baluarte poblado desde hace siglos en nuestra costa.

Este conjunto de valores se quiere conciliar para que confluyan en una candidatura robusta con la aspiración de que la UNESCO nos reconozca como Patrimonio de la Humanidad.

Daniel Simón, que ha impulsado la idea misma de armar la candidatura y el encuentro de expertos, ha anotado los pasos a seguir: 

Celebración por parte de la Universidad de Alicante del Congreso Internacional sobre Fortificaciones de la Edad Moderna en la costa del Mediterránea - Fortmed 2017-, a desarrollar en octubre en el campus de San Vicente del Raspeig.
Un Encuentro ciudadano para abrir la participación en el proceso de creación de la candidatura a sectores sociales, económicos y turísticos de la ciudad con el fin de recoger sus ideas y aportaciones. -Otoño – invierno 2017-.
 La elaboración de un informe o candidatura preliminar manifestando la apuesta de Alicante, lo que se dirigirá a la Generalitat para que sea aceptado y elevado al Gobierno central.

El concejal ha aclarado que el proceso hacia el reconocimiento mundial debe sustentarse, además, en un proyecto cultural que debe robustecerse con mejoras medioambientales, económicas, turísticas, etc, tanto en la ciudad como en la comarca. A pesar de las dificultades a superar, Simón ha declarado a la conclusión del simposio que “emociona la responsabilidad mostrada por las fuerzas políticas para ir unidas en este largo camino que sin duda va a mejorar Alicante”.