Las plazas de La Pipa y Calvo Sotelo ya cuenta con juegos biosaludables y accesibles

El objetivo es la integración real de los niños y niñas con diversidad funcional e incluyen un carrusel, un muelle balancín, dos cestas mini y una zona de multijuego
 Juegos biosaludables y accesibles

Las plazas de La Pipa y Calvo Sotelo ya cuenta con juegos biosaludables y accesibles para los más pequeños, dirigidos a la integración real de los niños y niñas con diversidad funcional o necesidades específicas. La Concejalía de Medio Ambiente, tras las reuniones mantenidas con asociaciones de vecinos y movimientos sociales, ha planteado como una prioridad este modeo de instalaciones

El concejal de Medio Ambiente, Víctor Domínguez, ha calificado de prioritarias estas actuaciones, ya que es una obligación de la administración procurar que “el niño mental y físicamente impedido pueda disfrutar de una vida plena y decente en condiciones que aseguren su dignidad (...) y facilitar la participación activa del niño en la comunidad”, tal y como establece el artículo 23 de la Convención sobre los Derechos del Niño. “Estas zonas deben existir habilitadas con el objetivo de que todos los pequeños puedan disfrutarlas de áreas acondicionadas e inclusivas”, ha apuntado el edil.

Las áreas de las plazas de La Pipa y Calvo Sotelo constan de juegos biosaludables con remo, patines, esquí de fondo, ruedas, slalom, silla entrenamiento pectorales, bicicleta estática, pasos. En cuanto a los juegos infantiles adaptados, se han instalado en sendas zonas, un carrusel, un muelle balancín, dos cestas mini y una zona de multijuego.

La Concejalía de Medio Ambiente estudia la instalación de juegos biosaludables y accesibles en otros barrios de la ciudad, en consenso con las diferentes asociaciones de vecinos como la del PAU2,  a partir de una visión solidaria e inclusiva de la sociedad, al igual que el Plan de inclusión y movilidad plantea la supresión de barreras arquitectónicas para las personas con dificultades de movilidad.