Alacant homenajea a las víctimas del bombardeo del Mercado Central en el 79 aniversario

La megafonía del Mercado Central ha reproducido durante 4 minutos el sonido de las sirenas antiaéreas y de las bombas
79 aniversari bombardege Mercat Central

Alacant, jueves 25 de mayo de 2017.- El Ayuntamiento de Alicante, a través de la Concejalía de Memoria Histórica y Democrática que dirige la edil María José Espuch, ha realizado este jueves 25 de mayo un emotivo acto en recuerdo de las víctimas del Bombardeo del Mercado Central, en el que por primera vez han participado estudiantes de Educación Secundaria de la ciudad para rendir homenaje a quienes dieron su vida en Alicante por la defensa de las libertades y de la democracia.

El homenaje ha arrancado a las 11:00 horas en la misma Plaza 25 de Mayo, junto al Mercado Central, momento en el que la megafonía del Mercado Central ha reproducido durante 4 minutos el sonido de las sirenas antiaéreas y de las bombas, que durante el periodo bélico asolaron Alicante, por su papel como ciudad de retaguardia que permaneció fiel al legítimo gobierno de la República.

El acto institucional ha contado con la participación del alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, así como de la concejala María José Espuch y del edil de Medio Ambiente, Víctor Domínguez, y la asistencia de la práctica totalidad de los miembros del equipo de Gobierno municipal.

También ha intervenido un representante de la Comisión Cívica por la Recuperación de la Memoria Histórica de Alicante, --un colectivo que ha trabajado con tenacidad y perseverancia para dar a conocer y promover los actos de conmemoración en recuerdo de las víctimas de aquel bombardeo--, y por primera vez, han participado estudiantes de Secundaria que han tomado la palabra contra los actos de terror perpetrados sobre la población civil durante la Guerra Civil.

La masacre ocurrida el 25 de mayo de 1938 acabó con la vida de 393 personas, en su mayoría mujeres y menores que se abastecían de frutas y verduras en la parte trasera del mercado, en un acto deliberado contra la población de la aviación fascista italiana, que daba apoyo al bando nacional desde su base en las islas Baleares.

El acto además se ha cerrado con un ofrenda de flores en recuerdo de las víctimas, en el monumento instalado en la misma plaza, todo ello amenizado con la música de la colla de dolçainers.